Páginas Tertulianas

Cuentos del parnaso

¡Bienvenidos adictos a los libros!

Bibliopoemas

lunes, 10 de marzo de 2014

La talla, todo un detalle

texto y dibujo: Miriam R. Krüger

Se suele decir que unos centímetros de más o de menos no es importante. Pero no podemos negar que unos centímetros de más o de menos marca la diferencia; una diferencia que a simple vista no podemos ignorar.

Este detalle no es lo mismo para las mujeres y los hombres. Para las mujeres resulta más fácil disimular e incluso aumentar su talla real, sin embargo para los hombres no es así de sencillo, la talla es lo que es y no pueden hacer gran cosa al respecto.

A veces me pregunto qué significa ciertas frases que se usan con frecuencia cuando se habla de alguien que acabamos de conocer. «Tiene buena estatura »,  tener una buena estatura, es que existe una mala estatura, una estatura correcta o incorrecta?. « Es normal » esta frase la usamos para describir a una persona que no es más alto que nosotras, entonces eso quiere decir que si fuera más bajo sería un anormal ?, no lo creo.

Lógicamente hay cosas realmente importantes en una relación de pareja como la complicidad, el respeto, el amor, a fin de cuentas la estatura es solo un detalle. Pero vamos a ser sinceros, vivimos en una sociedad que alimenta el culto de la imagen y la perfección. Una pareja donde la mujer es más alta provocará inevitablemente un comentario y terminar con dolor de cuello por querer apoyar nuestra cabeza en el hombro de nuestro amado no es muy romántico.

Por tal motivo ciertas mujeres  renuncian a parecer más altas de lo que son en realidad para no herir la vanidad masculina del hombre que aman, mientras este estirándose como un chicle al lado de ella jura que es unos centímetros más alto.

No pueden imaginar la satisfacción  de  una mujer  cuando  es libre de ponerse los zapatos que quiere sin preocuparse  de lucir más alta de lo normal. Además no van a negar que unos tacones acentúan nuestra feminidad. Seguramente luciremos una gran sonrisa aunque al final de la noche terminemos con un terrible dolor  de pantorrillas porque perdimos la costumbre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario