Ciudad Poesía

Mitógrafos

Páginas Tertulianas

Cuentos del parnaso

Librería "Bibliómanos" (link)

lunes, 31 de octubre de 2011

"Adiós Madame Fischbach"

Miriam R. Krüger
 
Luxemburgo, octubre 2011.- La comunidad peruana a Luxemburgo se encuentra de luto, la señora Haydee Fischbach, Consul Honoraria en el gran Ducado deLuxemburgo luego de luchar contra la enfermedad partió de este mundo. 

Madame Fischbach es así como se le conocía aquí en Luxemburgo; una dama que durante mucho tiempo sirvió de puente entre Luxemburgo y Perú, pues cabe resaltar su noble acción con la Association Luxembourg-Pérou (ONG), la cual permitió la adopción de más de 150 niños peruanos por familias luxemburguesas. Ella no solo ayudó a esta causa, sino también se preocupó de inculcar a estos niños su cultura de origen, sus raices peruanas por medio de diferentes actividades como La Noche de los Incas, el Barbecue de Verano, que sirvieron de reencuentro de familas luxemburguesas con hijos adoptivos peruanos y con personas simpatizantes con la cultura peruana.

En memoria de esta gran mujer, este viernes 28 de octubre se celebró en la iglesia Pio X del distrito de Belair, la misa de adiós en su honor; una misa realizada en luxemburgués, francés y español que tuvo como punto de mayor emoción el momento en que se levantaron todos los niños peruanos adoptados que ahora ya son adolescentes, los cuales dijeron algunas palabras en su memoria y cada uno depositó una flor blanca junto a la foto de Madame Fischbach.

domingo, 30 de octubre de 2011

Epona


(Mitología Celta)

Epona o Épona es la diosa celta de los caballos, de la fertilidad y de la naturaleza, asociada con el agua, la curación y la muerte indistintamente, comparable a Cibeles.

Es original de la mitología gala, y en Irlanda se le conoce como Edain. Su equivalente en la mitología galesa es Rhiannon, esposa de Pwyll, obligada a llevar a las visitas de su marido en forma de yegua hasta el interior del palacio. Asimismo es conocida como Rosette. Su asociación con la muerte se debe a la antigua creencia que los caballos eran guías de almas, de uno a otro mundo. A veces, también por esta asociación se la representa con una llave, un mapa o un plano, para guiar a los muertos hacia el cielo.

Se la representa sentada a lomos de un caballo, de pie en medio de una manada de caballos o alimentando a los potros, y en la Galia como una ninfa acuática u ondina. Su atuendo es de largos ropajes, cubierta con un manto sobre la cabeza y una diadema, aunque a veces puede ir desnuda. El nombre Epona deriva de la palabra céltica Epos, caballo, y fue identificada con la deidad Iccona. Puede tomar aspecto de yegua. Sus atributos principales son una pátera (un cuenco de poco fondo que se usaba en los sacrificios antiguos), cestas de fruta o cereal y la Cornucopia o cuerno de la abundancia entre las manos, posiblemente un añadido romano a su iconografía.

Su culto se extiende desde Roma hasta el Danubio, particularmente en la Galia, Bulgaria, Renania, Bretaña, Yugoslavia y Roma. También en España era venerada la diosa Epona, como lo atestigua una inscripción existente en la portada de la iglesia de Paramio (Zamora) en la que puede leerse: "... DVERIA EPPONE RITIS", posiblemente del s. II de nuestra era, y que podría hacer referencia a las aportaciones que debían hacer las gentes de las tierras del Duero para sufragar los ritos en honor a la diosa. Esta inscripción tiene la particularidad de que presenta el nombre de la diosa con doble P, lo que no sucede con otras inscripciones en la Península Ibérica.

Se convirtió en la deidad preferida de la caballería romana, y de hecho se conocen monedas en las que se muestra a la diosa con cabeza de caballo e imágenes suyas que adornaban las caballerizas y los establos. Además de ser venerada en el ejército, era una divinidad doméstica, como diosa de la abundancia o la prosperidad.

Fue la única diosa gala del panteón romano. Existía un festival en su honor el 18 de diciembre, en la propia Roma.

sábado, 29 de octubre de 2011

Vargas Llosa: Si no mantengo una continuidad, se me descalabra lo escrito

Fuente: RPP

El premio nobel Mario Vargas Llosa, dijo hoy en la clausura de un simposio sobre su obra ser "muy consciente de la inimaginable suerte" que ha tenido al organizar su vida diaria alrededor de la escritura, en la que si no mantiene una continuidad, siente como si se descalabrara lo escrito.

Tras la reunión desde el lunes de una veintena de escritores, periodistas y estudiosos de su figura de España, Francia, Perú, México, Colombia, Cuba, Francia y Bulgaria, Vargas Llosa mantuvo hoy en Murcia (este de España) un coloquio con los asistentes al simposio.

Vargas Llosa comenzó su intervención recordando su sorpresa por "lo mal que se conocía en España América Latina" cuando en 1958 llegó a la Universidad Complutense de Madrid gracias a una beca de doctorado, aunque en la década de los sesenta "fue creciendo el interés y se fueron tendiendo puentes entre ambos lados del Atlántico".

"Tenemos mucho que aprender los unos de los otros y la obligación de revisar juntos nuestro pasado y mostrar a las nuevas generaciones que lo que nos une es mucho más importante de lo que nos separa en un mundo en el que las fronteras se han ido desvaneciendo", afirmó.

En su opinión, "el mundo del idioma español es rico y creativo, y es importante que pueda ejercer influencia en los otros ámbitos culturales", y "eso -aseguró- sólo lo conseguiremos unidos, y no separados, como lo hemos estado muchas veces en la época moderna".

"Lo que nos une es mucho, pero no se puede dar por descontado: hay que cultivarlo, renovarlo constantemente y hacerlo eficaz, y seguramente ninguna actividad o quehacer como la literatura puede cumplir ese cometido de manera tan eficaz", añadió.

El también premio Cervantes y Príncipe de Asturias de las Letras dijo que "la mejor manera de conocer a España y a América Latina es leyendo a sus buenos escritores, que en sus obras dan testimonios que van a las raíces de la sociedad y la cultura, y muestran de manera profunda y descarnada lo que es la realidad".

Vargas Llosa evocó el origen de su vocación de escritor, que ha datado en la ciudad boliviana de Cochabamba cuando tenía 5 años, la edad en la que aprendió a leer, lo más importante que le ha pasado en la vida, según sus palabras.

Fue en Madrid donde se planteó seriamente dedicarse a la literatura, y en Londres donde la agente literaria Carmen Balcells le exigió en 1969 que dejara de dar clases en la universidad y se fuera a vivir a Barcelona a dedicarse por completo a la literatura.

No obstante, comentó, no le gusta "el escritor que se encierra en su estudio con sus fantasmas", sino "tener un pie en la calle", lo que le sugiere temas, de ahí que decidiera seguir cultivando el periodismo, aunque en la actualidad sólo dedica a la escritura de artículos los domingos.

El resto de días de la semana trabaja a diario por las mañanas en casa en sus libros, y por las tardes, ya en bibliotecas o cafés, lee, corrige, toma notas, rehace y prepara el trabajo de la mañana siguiente, y para mantener esa rutina que enriquece su vida, acopla sus viajes a las fechas en las que ha terminado un capítulo.