Ciudad Poesía

Mitógrafos

Páginas Tertulianas

Cuentos del parnaso

sábado, 30 de noviembre de 2013

Mi deseo



Juan Mujica

Mi espíritu galopa en una botella,
el sentimiento fluye hacia adentro,
nadie conoce lo que se viene,
sólo tus lágrimas me comprenden.

Mil años han pasado,
hasta que vimos nacer al muerto,
el susurro del viento,
me alerta de tu olvido.

Dos cerebros en una cabeza,
dos pupilas en un ojo,
las palpitaciones grandilocuentes,
de mis venas me anuncian tu llegada.

El reflejo de tu otro yo,
atribula mis pisadas y
enaltece la desdicha,
al caer la noche te vas,
cual sombra defenestrada.

Las antorchas que percibo,
con intenciones nerónicas,
encienden tu tempano latente,
pero aquella gelidez,
apaga mi existencia,
teniendo un ideal,
en un día de octubre,
morir crucificado.

viernes, 29 de noviembre de 2013

Recuerdos



 
Juan Mujica

Reminiscencias de mi vida pasada,
salen a flote de mi inconsciente,
vivencias gratas y también desdichas,
escenas de mi infancia puedo reconocer,

Un túnel se abre en mi mente,
dejando salir fantasías y anhelos,
es un mundo que resguarda,
los recuerdos en tu memoria.

Fotografías de este universo,
revolotean en mi cabeza,
cual cineasta insoportable,
pero a la vez apreciado,
pues son estas imágenes,
que mantienen mi felicidad,
la cual no me permite,
avanzar sin mirar atrás.

La cotidiana emanación,
alimentará mi alma,
pero tal proceso psíquico,
me alejará del presente,
y me llevará al pasado,
dejando de lado toda cordura.

Quedaré atrapado en el limbo,
surrealista de mi destino,
nadie podrá rescatarme,
pues solo hay viaje de ida,
y es tan grande que te pierdes,
tan grande como tus años.

Tal vez exagero,
pero si hay algo cierto,
es que los recuerdos,
brotan y brotan sin cesar.

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Soledades



Juan Mujica

Mientras la cáfila pulula,
y hierve en dicharachos,
el inclemente infortunio me castiga,
flagelando mi presente,
y desdichando mi ser.

El mundo ignora lo que siento,
pues lo he tenido guardado,
cual caja de Pandora.

Mis soledades se acumulan,
y dentro de mi anida la esperanza,
pero esta es propia de mi juventud,
el prurito que tengo por cambiar
mi destino hace que contenga,
mi impaciencia.

El tiempo ha transcurrido,
y mi sociedad contemporánea,
engendra su prolífica naturaleza,
soslayando mi situación,
pero indiferente conmigo,

Qué no hay una terrícola,
que piense en sentido horario,
que manifieste con sus labios,
la venida de la intangible,
solución biológica.

O es que Dios repartió mal,
a hombres y mujeres en la tierra,
pues parece que estas últimas,
se esconden de mi llegada.


martes, 26 de noviembre de 2013

Lágrima esencial



Juan Mujica

Cayendo de los glaciares,
circulan gotas de dolor,
que en lustros tardan,
pero llegan a tierra firme.

Nadie me pregunte,
donde fluye aquella lágrima,
que a veces no se presenta,
pues está rompiendo,
la represa de donde ahora,
cae, pasando entre las rocas,
llegando al pie de los árboles,
entrando por los poros de las raíces,
y mientras tanto,
espera dentro de los ojos,
para bañar las mejillas,
luego de haber escoltado,
al grito que oyó el planeta.