Ciudad Poesía

Mitógrafos

Páginas Tertulianas

Cuentos del parnaso

viernes, 15 de diciembre de 2017

ZMM: ME TRAICIONA TU CIELO DORMIDO

Si supieras niña lo que al besarme reclamas,
Si supieras cuán poco me siento a tu lado,
Si vieras siquiera el espacio que hay
Entre tu cuerpo y mi alma,
En este momento, en esta noche,
En que la luna está apagada.

Si guardaras en tu mente los recuerdos que quizá olvidara,
Si perdieses el secreto que guarda ya la calma,
Si vivieses lo que vivo por sentirte, mujer,
Si pensaras que tengo más que alma
Para entregarte, para amarte,
Haría con tus besos una nueva piel.

Me traiciona la costumbre de verte alejada,
Recuerdo haberte dicho que a pesar de la distancia
Nadie puede controlar ni calmar un alma
Que ya está en tus manos, en tus pies.

Creo amarte lo suficiente como para entender
Que te puedo perder.

Recuerdo pequeños momentos y sólo esos bastan
Para saber y comprender, lo que a fantasías mi alma soñara,
Recuerdo también que he dañado más de una vez,
Más aún así, hay un amor en tu sonrisa que nunca llora,
Hay un cariño en tus caricias que siempre mojan
Cuando no hay por dónde ver llover.

Me imagino que a tus pasos le siguen los míos,
Supongo que hay un tiempo que aún nos quiere ver unidos,
Deliro del momento en que amaste sin ser vista,
Dolor en extremo el mío, el recordarte estando aquí conmigo.

Me inquieta verte subir escalones creados en sueños.
Cierro los ojos y juro que puedo verte,
Emerges siempre de un cielo sin nido,
Has de ser la estrella que aún en cielos,

Puedo ver dormido.

Percy Taira

jueves, 14 de diciembre de 2017

ZMM: Ignición (poema)

Terminada la expansión conflagrante,
las lenguas de fuego flamean en el espacio
fortuito, y el aire se mezcla
con las llamas ardientes,
solo la parte líquida se salva
del avance pirocrático, pues
su substancia es incompatible a aquel.

Dentro de las cabezas humanas,
la ignición también procede,
gracias al hidrocarburo de las ideas,
que al encenderse con las llaves
del pensamiento, se produce
tal revolución psíquica,
que dan como resultado

el cacuménico lucubrar del cerebro.


Juan Mujica

martes, 12 de diciembre de 2017

ZMM: GRITOS DE LA MENTE

Gritas en mi mente,
Alto, demasiado fuerte,
Tus caricias se vuelven toscas y duras,
Tus besos parecen olvidar dónde estoy,
Tu alma acabada
No quiere esperar una mañana,
Ni amanecer que toque tu cama,
Porque no estarás allí,
No dormirás allí.

Gritas sin detenerte,
Trato de no escucharte,
Mis oídos tapados parecen romperse,
Mis ojos tan sólo suelen verte,
Un paisaje hermoso se refleja
En tu ventana,
Y no puedo verlo,
No puedo verte.

Mis manos protestan
Por tenerte lejos,
Mis labios se secan y
Buscan agua y no olvido,
Mis recuerdos viven
En un llanto que ha nacido.
Gritas y te reconozco,
Alto y fuerte,
Destrozas mi mente,
Quiero verte,
Sacudirte con un beso
Y abrazarte como si nunca
Lo hubiese hecho,
Coger tu mano
Y jurarte que soy consciente,
De que hoy por ti,

He perdido la mente.

Percy Taira



lunes, 11 de diciembre de 2017

ZMM: Gnoseofagia (poema)

Por el túnel infinito de la mente,
atraviesan las embarcaciones de lo vivido,
estampidas de datos se encabritan,
rugen los números y fechas,
y aúllan las palabras y frases.

Huracán de conocimientos,
succionante máquina a granel,
hábito devorador del mundo,
y coleccionista pragmático.

Tu espacio no está escrito,
tu límite es intangible,
mas tu sed y tu hambre,
acabarán el último día.

Gnoseófagos en el orbe,
devoren las mentes,
la verdad es relativa,
y el planeta sigue girando.



Juan Mujica

viernes, 8 de diciembre de 2017

ZMM: SIN TI PERDIDO

 
Del tabaco crecen las ansias de verte de nuevo,
Plasmada estás en el cielo,
Hueles al aire que robé de un beso,
Tengo la garganta seca de tanto gritar
Tu nombre en silencio,
Al silencio,
Al viento,
Pero Nome escuchan, nunca lo hicieron.

El aire de este cuarto,
Aún sin ser mío, me deja vivir,
Aún respiro,
Pero tu amor,
Hoy que no es mío, no me deja sentir
La vida que respiro.

Si mañana despertase y
De los rincones respirase un nuevo aire,
Déjame sentir tu cuerpo,
Que de auroras renace sin ser cielo, sin ser eterno,
Porque hoy no te siento mía,
Ni mañana tampoco lo serás,
Que del humo se desvanece
Donde la luz de luna no puede llegar,
Por eso no me digas que tu amor es como el mío
No me lo digas,
Hoy no.

Quizá amanecí muy deprisa por las ansias de verte,
Quizá me engañé al creer que el destino es suerte,
Pensé en sentirte, pensé en tocarte,
¡Pensé en amarte al caer la tarde!

Nome niegues las fantasías que tu cuerpo en mí despiertan
Como el frío a la piel,
Y déjame que estoy respirando, déjame que quiero vida,
Pero sin tus blancas mejillas, dime ¿Qué es vida?
Y ¿Cómo vivirla?

La luz de luna obnubilada está,
Pareciera no aclararse nunca,
La penumbra roza mi rostro,
Y también me siento olvido,
Respiro ahora el humor del cigarrillo que creí perdido,
Mi rostro desvaído, mi alma tiene miedo  y frío,
Y me topé contigo,


¡Cuán divina es la noche cuando estás conmigo!



Percy Taira

jueves, 7 de diciembre de 2017

ZMM: Fiebre rasta (poema)

Verde incrustado al amarillo,
y amarillo siamés del rojo,
tres matices flameantes en la gloria,
y un solo sueño de Etiopía.

Fiebre rasta en continente negro,
epidemia con sucursal jamaiquina,
raíces del África danzante y,
agente Marley músico guerrero.

Lluvia de guitarras y huracán de notas,
imán de gente zumbando los tímpanos,
convergencia tricolor del reggae,
con greñas mirando al cielo.

Filosofía y marihuana cantando,
al ritmo del hipnosis rastafari,
espíritu importado para el mundo,
suena el candente himno antiracial.


Juan Mujica


miércoles, 6 de diciembre de 2017

ZMM: MI SOMBRA EN TUS CABELLOS

Pareciera hacer más frío cuando duermen tus ojos,
Parecieran caer las luces del otoño
Sobre tus hombros,
Desearía que recogieras tus cabellos
Que aún mi sombra puede cegar tus sueños,
Discúlpame que te vea durmiendo,
Y es que hoy más que nunca,
No tengo sueño.

Tu piel nívea atasca las emociones
Que descuelgan de mi alma,
Tu mirada encerrada, tus manos frías y cálidas,
Tu corazón en celestes de una mala mañana,
Tu risa, tu cuerpo temblando tras delgadas sábanas,
Tu memoria, tus palabras,
Despiertan en mis ojos lo que no viera el alma.

El silencio acompaña el misterio de tus líneas,
La ventana se regodea en tu mundo interno,
El sol llega a ti de puntillas
Y la mañana parece más prendida que nunca.
Como si recogieras tus cabellos.

Das un suspiro, y sigues dormida,
Das un leve beso al viento,
Y mi sombra…

Cuánto lamento mi sombra en este momento.




 Percy Taira

martes, 5 de diciembre de 2017

ZMM: Esquirlas del pensamiento (poema)

Explosión de la sesera,
lanzamiento del numen parietal,
dispersión de la psique,
diáspora de las mentes bélicas.

La tierra metafísica del pensamiento,
engarza las diversiones ubérrimas,
colosales del mundo infinito,
con abstracciones genéticas.

Desperdigamiento espacial anacrónico,
agudeza inclemente crepitante,
fuga de íconos cerebrales,
y divergencia en el cosmos.

El gehena occipital de las mentes supremas,
no basta para calcinar las ideas fulgurantes,
tan solo la furia de un dios antípoda,
concentrará los átomos bicéfalos.

Juan Mujica



lunes, 4 de diciembre de 2017

ZMM: CUANDO PERDÍ EL DESEO

Y se me reveló una luz antes de ir a casa:
De manos cansadas, mi alma empozada estaba,
Y entonces recurrí atiborrado a tus labios,
Y por poco pude ver tus ojos.
Con justa razón,
La voz se me perdió.

De la mente cubriendo susurros, tu alma empeñaba,
De mis pasos buscando un futuro, tus andares acompañaban,
Me quedé dormido soslayando
El temor que muere en tus labios,
Con justa razón,
Perdí voz y corazón.

Cuando el sueño era amable y tus labios aún rojos,
Descubrí el misterio que hay entre el cielo y el enojo,
Y entendí: ¿por qué se olvida?,
¿Por qué no encuentro tu rostro?

Cuando el cielo cambió de colores, y con él la fragata encendida
Perdiese en tus labios brisa y horizonte,
¡Vaya perplejidad si de mí bastase un bote!
¡Sin tener sol, ni mar, en tu razón
Injusto fue el corazón
Perdiendo el deseo que se me hundió!

Por sueños, mi cabeza rodeando en silencio estaba
Escuchando gemidos que no te despertaban,
A pesar de la fantasía,
Tus manos encumbraban tu temple esquiva
Y no despertabas,
No me escuchabas,
Y entendí: ¿Por qué despierta el enojo?
¿Por qué en el cielo? ¿Por qué en tus ojos?

Con justa razón enterré en mis venas el odio,
Si en vano fuera perder el deseo, perder tus ojos,
Olvidado queda lo visto por cuanto fuera amor y no enojo,
Culpable se me hace el mar, el silencio, tus labios rojos.

Por perder lo que a principio fue vida y no otoño
¡Con justo perdón alma mía!
¡Rezaga el dolor en penas,
Que hoy el amor es demasiado hondo!



Percy Taira

viernes, 1 de diciembre de 2017

ZMM: Espectros azules (poema)

Del cementerio apetitoso y lontano,
surgen los espectros azules de Babilonia,
levitando entre vericuetos antagónicos,
y epitafios zigzagueantes.

En los horizontes fosforescentes,
las estalactitas del cociente sanguíneo,
son inmunes al dolor crepuscular,
y al martirio nebuloso.

Directorio del más allá,
huesudos habitantes de féretros cilíndricos,
comunidad de ultratumba añil,
bizantinos despojos peregrinos.

La lírica inefable de sus muertes,
cabalga hacia el país incierto,
del incienso hermafrodita,
nativo de Ofiuco.

Lápidas inorgánicas de corazón esquivo,
ciudad isósceles en anarquía medular,
cerebelos silentes interinos,
cavernas de aristocracia helminto.

Espectros azules extravagantes,
salid al neutro abismo,
y entrad al navío mediterráneo,
hasta llegar al inicio de la eternidad.


Juan Mujica