Ciudad Poesía

Mitógrafos

Páginas Tertulianas

Cuentos del parnaso

sábado, 31 de mayo de 2014

Ignición

 
Juan Mujica

Terminada la expansión conflagrante,
las lenguas de fuego flamean en el espacio
fortuito, y el aire se mezcla
con las llamas ardientes,
solo la parte líquida se salva
del avance pirocrácico, pues
su substancia es incompatible  a aquel.

Dentro de las cabezas humanas,
la ignición también procede,
gracias al hidrocarburo de las ideas,
que al encenderse con las llaves
del pensamiento, se produce
tal revolución psíquica,
que dan como resultado
el cacuménico lucubrar del cerebro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario