Ciudad Poesía

Mitógrafos

Páginas Tertulianas

Cuentos del parnaso

miércoles, 20 de abril de 2016

Homenaje a “Cantinflas” luego de 23 años de su partida

Uno de los cómicos más recordados a nivel internacional, es sin duda Mario Fortino Alfonso Moreno Reyes, quien es más conocido por múltiples generaciones como Cantinflas.

Este actor mexicano falleció el 20 de abril de 1993, por lo que hoy se le rinde homenaje, después de 23 años que pasó a mejor vida.

Según sus biógrafos, dejó de existir debido a un cáncer de pulmón, el cual le arrebató toda una vida dedicada al arte de hacer reír. Un personaje que marcó época en el siglo XX.

Tuvo una larga trayectoria, en la cual protagonizó casi 50 películas. Su personaje era un pícaro bonachón, y vestía una descuidada indumentaria. Sin embargo, se le recuerda más por su grandilocuencia, que era una manera de expresarse, con la cual muchas veces diciendo todo un discurso, pero que en realidad no decía nada en concreto.

Cantinflas vino al mundo el 12 de agosto de 1911, y cuyo terruño fue la ciudad de México. Su familia estaba conformada por 7 hermanos. Durante su vida trabajó como limpiabotas, maletilla, cartero, taxista y boxeador.

Sin embargo, fue cuando un circo se atravesó en su camino, dando inicio a una nueva etapa como artista. No tardando en incursionar en la televisión y el cine.
Contrajo nupcias con la actriz Valentina Subarey (oriunda de Rusia), con quien tuvo su hijo Mario Antonio.

Entre las películas que fueron éxitos destacan: El gendarme desconocido, la cual fue dirigida por Miguel M. Delgado.

Y cómo no recordar el film Ahí está el detalle (1940), siendo un gran estreno que fue un récord taquillero. Tanto así que su boga duró 30 años

De igual manera tuvo la admiración del pueblo español, con películas como El Padrecito (1964), Su excelencia (1966) e incluso Un Quijote sin mancha (1969).

Cantinflas expresaba con su peculiar manera de su personaje, una lucha contra la aristocracia, y era un paladín que abogaba por la verdad sobre lo sofistico.


Es por eso que a 23 años de su deceso, el pueblo mexicano y sus fans internacionales se siguen deleitando con sus ocurrencias, y su manera de expresarse, que siempre desprende una sonrisa, tal y como lo hiciera en sus mejores años. Por tanto, no nos queda más que recordarlo como lo que era: un actor y un personaje artístico que se supo ganar la admiración del público y la alegría de sus seguidores.

Juan Mujica






No hay comentarios:

Publicar un comentario