Ciudad Poesía

Mitógrafos

Páginas Tertulianas

Cuentos del parnaso

miércoles, 5 de octubre de 2016

Director de Cuatrotablas dejó de existir a los 69 años

El célebre director de teatro Cuatrotablas, Mario Delgado, partió a su camino etéreo a la edad de 69 años, tras estar internado con un estado de salud muy precario.

Como sucede con muchos artistas, Delgado recurrió a la gente que sigue su trayectoria y al público en general, para solventar los gastos de su tratamiento.

"Ni las empresas ni los medios de comunicación quisieron saber nada de él. No había auspicios o llamadas del Ministerio de Cultura. Le dieron la espalda", expresó hace unos días Bruno Ortiz, quien es productor y amigo de Mario Delgado.

Resaltando las primeras obras del reconocido director de teatro, tales como Tu país está feliz, la primera obra que dirigió, y Los músicos ambulantes, de la agrupación Yuyachkani.

La producción de Delgado en Cuatrotablas, tuvo como paradigma las ideas de Eugenio Barba, quien es reconocido como adalid del teatro de nuestros tiempos, el cual arribó a Lima varias veces invitado por el director de Cuatrotablas.

Analizando algunas entrevistas del otrora, Delgado confesaba que en un comienzo, su agrupación Cuatrotablas negó la esencia estética y artística, de aquellos tiempos en que se encontraba con validez.

Para muestra, se conoce que hubo polémica sobre seguir al pie de la letra el parlamento dramático y el tema del uso de la palabra.

Además, él con Cuatrotablas fueron casi los fundadores de un estilo de perorata andina en sus ofrecimientos, lo cual constantemente era mal visto por la crítica de aquellos años vertiginosos en que se encontraba en plena actividad artística.

"En los años ochenta agarramos a Sófocles, Shakespeare y buscamos en la tradición andina a los seres míticos que podían equipararse con sus personajes clásicos. Los presentamos con actores vestidos con trajes de Taquile. Eso no lo soportó la crítica. Hubo voces violentas. Decían que con qué derecho nos vestíamos de indiecitos para recitar a Shakespeare e impresionar a los europeos", reveló Delgado en el 2008.

Entre los legados que deja Mario Delgado como director de Cuatrotablas, figura el encuentro de Ayacucho, el cual es un paradigma en la historia del teatro de nuestro país. En aquellos tiempos de apogeo de aquel artístico mundo teatral, se plasmaron muchos proyectos relevantes de los últimos tiempos.

En 1978, en convergencia se agruparon cuatro propuestas. Posteriormente, luego de diez años, el encuentro magnetizó catorce grupos artísticos. Para después, en 1989, pasados treinta años, se volvieron a reunir, y esta vez se tuvo a 600 personas, cuyo resultado fue acuñado por Mario Delgado como el país teatral e internacional.


Juan Mujica

No hay comentarios:

Publicar un comentario